El misterio del vuelo 19

El misterio del vuelo 19El 5 de diciembre de 1945, desaparecieron en el Triángulo de las Bermudas cinco aviones pertenecientes a un escuadrón de bombarderos torpederos, conocidos como Vuelo 19. Es el misterio más escabroso del Triángulo de Las Bermudas. Al día siguiente de la desaparición del vuelo 19, se esfuma otro avión que fue en su búsqueda llamado Martin Mariner a los 27 minutos de haber partido, hasta hoy, uno de los mayores misterios de la aviación.

El vuelo 19 debía hacer un entrenamiento militar de rutina que duraba 2 horas entre Florida y las Bahamas. A los 90 minutos de vuelo, el instructor Charles Taylor cree que no está donde debería. “Sería extraño que un piloto tan experimentado se pierda en un vuelo a las Bahamas” dicen los expertos. Taylor informó que su brújula no funcionaba y que se perdieron. Hubo una discusión entre dos pilotos de mayor rango de los bombarderos, Taylor y Powers hacia donde debían dirigirse ya que les quedaba poco combustible. Nunca más se supo de ellos.

La torre de control de Fort Lauderdale les ordenó tomar rumbo oeste, ya que se presumía que al no ver tierra estaban volando hacia el este. El teniente Taylor, respondió que no sabían hacia donde era el oeste ya que ningún aparato del avión funcionaba. Hasta ahí contaban con tres horas de combustible. Es ahí cuando se dieron cuenta que tenían graves problemas. Finalmente el teniente Taylor informa que por fin ven tierra y supone que son los cayos de Florida, a pocos kilómetros de la base de Fort Lauderdale. Desde la torre de control le ordenaron que si estaba en los cayos, volara al norte hacia Miami.

Cuando el controlador se cortó la transmisión se dio cuenta que era imposible que estuviesen en los cayos ya que el viento sudeste los empujaría hacia el Atlántico. Pasadas tres horas del inicio de la expedición las condiciones meteorológicas se fueron deteriorando. Según los controladores aéreos el vuelo 19 se adentró sobre el Océano Atlántico hasta que perdieron el contacto con la torre de control y agotaron la gasolina. Nunca se encontraron ni los aviones ni los cuerpos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *